Editorial de la Universidad de Jaén

Pintadas en los baños de los bares

El término latrinalia hace referencia a las pintadas escritas en las paredes de los baños o lavabos. A menudo soeces o sin sentido, a veces alcanzan un momento de sabiduría donde, desde lo más privado e íntimo, algo se comparte. Estas pintadas de los últimos años son solo eso. Pequeñas reflexiones con una media sonrisa. Es verdad que a veces se ponen un poco más solemnes, pero no tiene importancia. Porque el humor es una cosa muy seria que, casi sin querer, nos salva.

The term latrinalia refers to the graf ti written on the walls of bathrooms or toilets. Often foul or meaningless, they sometimes reach a moment of wisdom where, from the most private and intimate, something is shared. These graffiti of the last few years are just that. Small thoughts with a half-smile. It is true that sometimes they get a bit more solemn, but it doesn't matter. Because humour is a very serious thing that, almost unintentionally, can save us.

Autor/a
Colección
La Rueca. Serie Aire, Creación Literaria
Idioma
  • Castellano
Editorial
UJA Editorial
EAN
9788491594376
ISBN
978-84-9159-437-6
Páginas
73
Edición
1
Fecha publicación
12-01-2022
Número en la colección
5
eBook
6,00 €Comprar en Tiendas
También disponible en

Sobre Sergio Álvarez Sánchez

  • Sergio Álvarez Sánchez
    Sergio Álvarez Sánchez (Salamanca, 1973) es Doctor en Biología por la Universidad Autónoma de Madrid y ha desempeñado diversos puestos relacionados con la protección del medioambiente, la cooperación internacional y el desarrollo sostenible. Ha publicado los libros de poemas Las ... Ver más sobre el autor

Reseñas

  • Pintadas en los baños de los bares (Uja Ed./Universidad de Jaén. Premio "Miguel Hernández"), de Sergio Álvarez Sánchez, es un libro ameno, en el mejor sentido, y fresco, pero en el que la hondura, entreverada, no falta, al revés. Su embosca tras el juego. Si uno tuviera que recurrir a alguien para ejemplificar por dónde van los tiros poéticos (con perdón), recurriría a este hombre. A libros como este, quiero decir, editado de una forma cuando menos curiosa, muy acorde al juguetón, en tanto que irónico, sentido de sus versos.

    Blog de Álvaro Valverde

  • Buscamos por internet para afinar con el significado y el uso del término "latrinalia". Descubrimos que lo acuñó el folclorista Alan Dundes para referirse a las pintadas, grafitis e inscripciones realizadas en los retretes.

    El libro de Sergio Álvarez Sánchez, "Pintadas en los baños de los bares" (Universidad de Jaén, 2021), podría parecer que se inscribe en este género de intervenciones, con o sin finalidad artística, realizadas en una situación tan privada como universal como la que en un baño público acaece.

    Pero no; lo que refleja el título, y el poemario se encarga de confirmar, es un tono, una forma de confesar asuntos (im)personales con clara voluntad antisolemne, pronunciados con media sonrisa en la boca, con ágil desparpajo y una sinceridad repleta de ironía.

    Como imanes fijados en la puerta de la nevera, los asuntos tratados en este libro son tan trascendentes que hay que tratarlos con intrascendencia. Ahora, claro, a ver quién lleva la contraria a esas sentencias que se han asentado ya en nuestro lenguaje común y cuya razón solo admitiremos con tal de que no se formulen a la kantiana.

    Una amiga y crítica con la que suelo discutir de casi todo -vivir en dialéctica continua es nuestra manera de mostrarnos que lo nuestro no lo rompe ni nuestra mala baba- me argumenta que de cada generación permanecerá algún poeta popular, porque lo popular es lo más cercano al lenguaje mismo.

    Sergio Álvarez Sánchez habla de cosas populares y lo habla muy bien, muy claro, muy bien medido, muy de vuelta del deseo de epatar al lector. No es que "Pintadas en los baños de los bares" responda a las maneras de la lírica popular, pero sí que nos esboza una sonrisa ya comunicativa al primer vistazo. Nuestro poeta nos permite mirar a nuestras contradicciones y miserias sin el deseo de aniquilar al tipo del espejo.

    "(...) Pintadas en los baños de los bares.

    Cruel filosofía que te hace sonreír.

    Entre cuatro paredes y un sencillo agujero

    la vida. Cuando salgas

    lávate bien las manos,

    pero no las olvides."

    Cuando el manuscrito de este poemario llegó al jurado del Certamen Internacional de Creación Literaria Miguel Hernández de la Universidad de Jaén, que le otorgó el máximo galardón, yo pensaba que tras la plica había alguien mucho más joven. La sorpresa al conocer el nombre del ganador es que nació en el 73 -la verdadera madurez se complace en la sencillez-, que es doctor en no recuerdo qué compleja especialidad de biología, y que ha ocupado cargos de importancia en el ámbito de la protección medioambiental y la cooperación internacional en instituciones comunitarias europeas.

    Claro; hay que tener distancia para ver con claridad, y no disponer de mucho tiempo para escapar de los enredos y las trampas de la poesía con vocación de estatua sobre plinto.

    No se pierdan, precisamente, su poema "Catálogo de estatuas del Retiro". Por lo demás, se nota que ha nacido en Castilla y León, que es capaz de manejar a una sola mano las lecturas de Zorrilla, Claudio Rodríguez, Aníbal Núñez y las pintadas de los retretes estudiantiles -quien sabe si también las de los urinarios de las altas instituciones europeas-.

    Sergio Álvarez Sánchez es un poeta inteligente, es un bailarín de pista rápida con el lenguaje. La ironía -sarcasmo a veces-, ejercicios de desdoblamiento -¿puede haber un baño sin reflejos inesperados?-, giros de guión, frases hechas perfectamente engastadas en un ritmo sin concesiones: todo esto vamos a encontrar, porque es un poemario de largo recorrido que no decae ni deja de sorprender.

    No dejen de buscar este libro que, pese a su encuadernación preciosamente mimada, no será fácil de encontrar, pues las publicaciones de las instituciones públicas no siempre encuentran la mejor distribución. Pero búsquenlo, disfrútenlo y, sobre todo, sonrían, que es el efecto más rejuvenecedor de la buena poesía y de la inteligencia.

    Blog "El atril"

Contenidos

TONTO EL QUE LO LEA
Poética con estrambote
He dado tantas cosas por sentadas/que ahora levantarlas no es posible
Parte de la partitura
Pintadas en los baños de los bares
Ráfagas
Si quieres un consejo no lo pidas
Sencillo
Hexágonos
Loco
La nota más aguda
Noche de viento en Hakone
Carpe sucum

MELANCOHÓLICOS ANÓNIMOS
Concierto para pan y mantequilla y algún cuchillo Nixon de mango de madera
Reloj de viento, molino de tiempo
Poemas de género
Catálogo de estatuas del Retiro
Niñez todavía
Igual, de otra manera
Anatomía de un crimen
Impúdica y sagrada
Barco
Llave en mano
Procura reciclarme
Chacona
Formulario
Porque tú lo vales
Call me by your name
Cocina y cosmos

ECHAR LAS CUENTAS
Cronos y Kairós
Sabiduría del campo
Cuerpo de hombre
Mudanzas
Paradoja y respuesta
Después de Julio Verne
Domar la burra
Islandia
Lo que queda
Solvitur ambulando
Lanzar/seguir
Moción de censura
Dos edades, dos preguntas
Duermevela
Juguetes rotos